Logotipo del SMU

RMU

Revista Médica del Uruguay

ISSN: 1688-0390


Vol.15 - Nº 3 - Dic. 1999

Índice | Art. Siguiente

Historia de la transfusión de la sangre. Sus comienzos en Uruguay

RIZZI M
Rev Med Urug 1999; 15: 165-182
Texto completo |  Texto completo (Nueva ventana, pdf) | Resumen

Resumen

El papa Inocencio VIII pudo haber recibido una transfusión de sangre hace unos 500 años.

Richar Lower practicó en 1666 la primera transfusión sanguinea de animal a animal; J.B.

Dénis en 1667 las primeras de animal al hombre y James Blundell, a partir de 1818, las primeras homólogas humanas.

En Uruguay, Florencio Ortega, registro de título de Médico Cirujano del 1º de abril de 1876, efectuó, con la colaboración de los doctores Pedro Visca y Diego Pérez, una primera transfusión de 70 ml en un caso desesperado que terminó con la amputación de miembro inferior.

Joseph A. Fort realizó una publicitada transfusión de sangre el 28 de diciembre de 1884, utilizando un aparato de Roussel.

En 1900, Karl Landsteiner describió los grupos sanguíneos. En 1907, George Crile publicó su método transfusional de arteria del donante a vena del receptor. En Uruguay, los doctores Albo e Iraola realizaron esa trabajosa técnica en el año 1912.

En 1914, Luis Agote hizo la primera demostración pública del uso de la sangre citratada. La primera transfusión efectuada en el interior del país, que mereciera una publicación, tuvo lugar en Melo (departamento de Cerro Largo) con actuación y donación del doctor Mauricio Langón, en agosto de 1919.

El doctor Augusto Turenne en su Servicio de Protección Maternal organizó con rigor científico las transfusiones sanguíneas entre 1916 y 1918 y puede ser considerado hemoterapeuta pionero de Uruguay.

El doctor Julio César Estol fue el primer hemoterapeuta uruguayo de excelencia académica y alto nivel científico.