Logotipo del SMU

RMU

Revista Médica del Uruguay

ISSN: 1688-0390


Vol.26 - Nº 1 - Mar. 2010

Art. Anterior | Índice | Art. Siguiente

Etiología de la infección urinaria de adquisición comunitaria y perfil de susceptibilidad de Escherichia coli a los principales agentes antimicrobianos

SEIJA V; FRANTCHEZ V; PINTOS M; BATAGLINO MN; TORALES M; DÍAZ A; DÍAZ BERENGUER A; DUFRECHOU C
Rev Med Urug 2010; 26: 14-24
Texto completo |  Texto completo (Nueva ventana, pdf) | Resumen

Resumen

Introducción La infección urinaria (IU) constituye la segunda infección más frecuente en el ámbito de la asistencia primaria en salud. Se estima que aproximadamente 150 millones(1,2) de personas sufren esta patología alrededor del mundo, lo cual representa altos costos sanitarios. Hasta 10% de las mujeres experimenta, por lo menos, un episodio de IU en un año y hasta 60% experimentan un episodio en algún momento de su vida(3). El pico de incidencia es entre los 18 y 24 años. Los episodios recurrentes se ven en 5% de las mujeres en algún período de su vida(4). En los hombres los episodios de IU aumentan su frecuencia después de los 50 años, probablemente relacionados a la patología prostática y a la pérdida de actividad bactericida de las secreciones prostáticas(5).

E. coli es el microorganismo uropatógeno más frecuente causando entre 75% a 90% de las IU. Otros agentes varían según las series analizadas(6,7). Las quinolonas fluoradas (norfloxacina y ciprofloxacina) son la terapéutica empírica más frecuentemente utilizada en nuestro medio para el tratamiento de la IU(8). En los últimos años se ha observado un número creciente de enterobacterias causantes de IU comunitarias resistentes a fluoroquinolonas en distintas partes del mundo(9-13).

La instauración de un adecuado tratamiento antibiótico empírico es la medida de mayor importancia para disminuir la morbimortalidad de este tipo de infección. Para ello es necesario conocer, por un lado, el tipo de microorganismo que tiene mayor probabilidad de ser el agente etiológico y, por otro, los datos locales de sensibilidad antimicrobiana a los agentes más frecuentes teniendo en cuenta las características del paciente, especialmente su edad, sexo, factores de complicación y uso previo de antibióticos.

En nuestro medio no contamos, hasta ahora, con estudios que tengan en cuenta estos aspectos clínicos. Cuan- Conclusiones: la creciente resistencia a fluoroquinolonas representa un grave problema de salud pública. Por ello, es necesario buscar opciones terapéuticas diferentes, especialmente en pacientes con IU complicada y/o mayores de 60 años, además de hacer un uso más racional de la antibioticoterapia en los episodios de IU no complicada.