Logotipo del SMU

RMU

Revista Médica del Uruguay

ISSN: 1688-0390


Vol.26 - Nº 4 - Dic. 2010

Art. Anterior | Índice | Art. Siguiente

Calidad del registro en el certificado de defunción en un hospital público de referencia. Montevideo, Uruguay, octubre-noviembre 2009

RODRÍGUEZ ALMADA H; CIRIACOS C; PIÑEYRÚA M; LOGALDO R; GONZÁLEZ GONZÁLEZ D
Rev Med Urug 2010; 26: 216-223
Texto completo |  Texto completo (Nueva ventana, pdf) | Resumen

Resumen

Introducción: el certificado de defunción es el principal instrumento del sistema de información de mortalidad. Su eficiencia depende de un correcto registro.

Objetivos: conocer la calidad de la información registrada en el certificado de defunción en el Hospital Maciel (octubre y noviembre de 2009), detectar debilidades en el registro; cuantificar los errores y determinar si son reparables o no; conocer la adecuación del registro a las normas vigentes.

Material y método: estudio observacional descriptivo retrospectivo comparativo, basado en la auditoría de los certificados de defunción y su correlación con la historia clínica. Cada caso fue analizado por un comité de integración interdisciplinaria. Se definieron tres categorías: I. Registro correcto y completo; II. Registro parcialmente correcto o completo, o ambos; III. Registro incorrecto.

Resultados: de los 154 pacientes del Hospital Maciel, 92% (n=142) de los certificados de defunción fueron expedidos por médicos del hospital. De los 12 cadáveres derivados a la Morgue Judicial, en nueve casos la decisión estuvo justificada (75%). El 12,87% (n=18) correspondió a la categoría I; 53,53% (n=76) a la categoría II, y 28,73% (n=41) a la categoría III. La mayoría de los procedimientos quirúrgicos (69,53%) con vinculación con el proceso que llevó a la muerte no fueron registrados.

Discusión: los errores detectados también fueron reportados en la bibliografía internacional. Es significativo que apenas 12,87% de las causas de muerte fuese correcto, que 53,52% fue incorrecto o incompleto (podría corregirse mediante una reclasificación) y que en 28,73% la causa de muerte será erróneamente asignada sin chance de corregirse sin una auditoría de la historia clínica. La experiencia internacional muestra la importancia de realizar estudios sistemáticos de validación de los certificados de defunción, así como el impacto en la mejora del registro que tienen algunas intervenciones educativas sencillas hacia los médicos.

Conclusiones: el estudio permitió detectar notorias inconsistencias en la información registrada entre los certificados de defunción examinados y las historias clínicas. Los errores irreparables en la asignación de la causa de muerte (sin una auditoría con la historia clínica completa) alcanzaron al 28,73% de los certificados. Además, en otro 53,52% hubo errores pasibles de enmienda. Se detectaron errores puntuales en el manejo médico-legal del certificado de defunción.