Logotipo del SMU

RMU

Revista Médica del Uruguay

ISSN: 1688-0390


Vol.27 - Nº 3 - Set. 2011

Art. Anterior | Índice | Art. Siguiente

Síndrome de Guillaín-Barré en el adulto: manifestaciones clínicas, analíticas y epidemiológicas de diez pacientes asistidos consecutivamente en un único centro

CUADRO R; SILVARIÑO R; VACAREZZA M; BUZÓ R; MÉNDEZ GUIPPONE E
Rev Med Urug 2011; 27: 155-160
Texto completo |  Texto completo (Nueva ventana, pdf) | Resumen

Resumen

Introducción: el Síndrome de Guillaín-Barré (SGB) es una enfermedad autoinmune autolimitada considerándose la neuropatía aguda más frecuente.

Objetivo: describir las características clínicas, analíticas y epidemiológicas de diez pacientes adultos con diagnóstico de Sindrome de Guillaín-Barré.

Material y método: se incluyeron pacientes con diagnóstico de SGB. Se revisó retrospectivamente la historia clínica extrayéndose datos epidemiológicos, clínicos, paraclínicos y modalidad terapéutica utilizada.

Resultados: siete pacientes eran de sexo masculino. La edad al diagnóstico fue 43,3 ± 17,3 años. El tiempo entre inicio de los síntomas y diagnóstico fue 13,6 ± 7,8 días. En la mitad se encontró un potencial desencadenante. La totalidad presentó compromiso espinal y cuatro compromiso craneal. En ocho pacientes se objetivó disociación albúmino-citológica y pacientes sometidos a estudio de neuroconducción (ENC) mostraron alteraciones predominando el patrón desmielinizante sobre el axonal. Un subgrupo de pacientes presentó positividad para anticuerpos antigangliósido y anticerebrósido sin vincularse éstos a la presentación clínica, severidad, evolución ni patrón del ENC. El tratamiento se realizó en base a recambio plasmático, inmunoglobulina intravenosa o combinación de ambos. No se halló correlación entre el tipo de tratamiento instituído y la evolución clínica al egreso. Al alta mostraron recuperación 9/10.

Conclusiones: las características clínicas, analíticas y epidemiológicas son similares a las presentadas en otras series. Fueron frecuentes las infecciones como eventos desencadenantes. El tiempo entre inicio de los síntomas y diagnóstico fue prolongado. Las manifestaciones clínicas y el ENC fueron herramientas diagnósticas útiles, no así la búsqueda de autoanticuerpos. No hubo diferencias en los resultados en función del tratamiento instituido.