Logotipo del SMU

RMU

Revista Médica del Uruguay

ISSN: 1688-0390


Vol.28 - Nº 4 - Dic. 2012

Art. Anterior | Índice | Art. Siguiente

Comités de Tumores en Uruguay. ¿Cuál es el estado de situación diez años después?

DELLA VALLE A; ACEVEDO C
Rev Med Urug 2012; 28: 262-265
Texto completo |  Texto completo (Nueva ventana, pdf) | Resumen

Resumen

Introducción: en los últimos años hemos asistido a una escalada en la complejidad del diagnóstico y tratamiento del paciente con cáncer. Se ha comprobado que la evaluación multidisciplinaria de los pacientes oncológicos puede cambiar significativamente la conducta terapéutica. El enfoque multidisciplinario puede incluso reducir la mortalidad, mejorar la calidad de vida y reducir los costos de salud evitando intervenciones o análisis innecesarios. En Uruguay se decretó, en el año 2002, la obligatoriedad de los Comités de Tumores en todo el país.

Objetivo: analizar la realidad de los Comités de Tumores en Uruguay diez años después de este decreto y ejemplificar en un tipo de tumor específico, el cáncer de recto, la conducta de una cohorte de especialistas de diferentes sectores del país.

Material y método: del 2 de mayo de 2011 al 30 de junio de 2011 se efectuó una encuesta anónima a especialistas en oncología y cirugía.

Resultados: se encuestó a un total de 40 oncólogos y 23 cirujanos. Todos coincidieron en la importancia que tienen los Comités de Tumores en la toma de decisiones; 66,7% reportaron su existencia en los sitios de trabajo, 69% cuando se trataba del ámbito laboral público y 45,2% en el privado; 2/63 (3,1%) conocía la integración recomendada de los Comités de Tumores. Al interrogar a los encuestados sobre el tratamiento frente a pacientes portadores de cáncer de recto estadio II o III, 100% de los oncólogos optó por comenzar con neoadyuvancia, mientras que entre los cirujanos, 65,2% eligió neoadyuvancia.

Conclusiones: en nuestro sistema de salud, a diez años de legislada la existencia de los Comités de Tumores, esta modalidad de asistencia multidisciplinaria de los pacientes con cáncer no se ha desarrollado aún en la forma recomendada.