Logotipo del SMU

RMU

Revista Médica del Uruguay

ISSN: 1688-0390


Vol.30 - Nº 1 - Mar. 2014

Art. Anterior | Índice | Art. Siguiente

Trasplante alogénico haploidéntico de progenitores hematopoyéticos en pediatría en Uruguay

DUFORT G; CASTILLO LA; PISANO S; CASTIGLIONI M; PAGES C; SIMON E; ZUCCOLO S; INCORONATO A; BARCELONA R; SCHELOTTO M; MOROSINI F; FERRANDO M; PEÑA C; SILVEIRA A; TISCORNIA A; MEZZANO R; LEMOS F; GUERRERO L; FERREIRA V; GIORDANO H; BOGGIA B; QUARNETTI A; DABEZIES A
Rev Med Urug 2014; 30: 17-29
Texto completo |  Texto completo (Nueva ventana, pdf) | Resumen

Resumen

Introducción: el trasplante alogénico de progenitores hematopoyéticos (TPH) es actualmente la única opción de tratamiento curativo disponible para un número de neoplasias hematológicas de alto riesgo, así como para algunas enfermedades no malignas hereditarias o adquiridas. El TPH haploidéntico (HI) es una opción válida para pacientes que no tienen un hermano HLA-idéntico. Objetivo: describir los resultados obtenidos con TPH HI en pediatría. Material y método: en el año 2005 se inició en el Centro Hemato-Oncológico Pediátrico del Centro Hospitalario Pereira Rossell un programa de TPH HI para aquellos pacientes sin donante relacionado HLA-idéntico. Resultados: se trasplantaron 32 pacientes, 24 con neoplasias hematológicas y 8 con enfermedades no malignas. Se utilizaron dos estrategias de prevención de la enfermedad injerto contra huésped (EICH), depleción de linfocitos T (DLT) in vitro (28 pacientes) y DLT alorreactivos in vivo con altas dosis de ciclofosfamida postrasplante (4 pacientes). Veintisiete pacientes (84%) tuvieron un implante con quimerismo total del donante. La incidencia de EICH agudo y crónico fue de 26,9% y 11,8%, respectivamente. La muerte no relacionada a recaída al año del trasplante fue de 21,9%. Con una mediana de seguimiento de 32 meses, la sobrevida global a dos años fue de 52,4%. Conclusiones: el TPH HI ha demostrado ser una opción factible en nuestro medio para aquellos pacientes sin donante HLA-idéntico. Los resultados son comparables a los obtenidos con otros donantes alternativos y con costos más accesibles. Uruguay está hoy día mejor posicionado para ofrecer un TPH a los pacientes que así lo requieran.