Logotipo del SMU

RMU

Revista Médica del Uruguay

ISSN: 1688-0390


Vol.31 - Nº 2 - Jun. 2015

Art. Anterior | Índice | Art. Siguiente

Benzodiacepinas y fractura de cadera: estudio de casos y controles

DANZA Á; RODRIGUEZ BRANCO M; LOPEZ M; AGORIO D; CALERI A; PATIÑO I; CASAL M; DÍAZ L
Rev Med Urug 2015; 31: 120-127
Texto completo |  Texto completo (Nueva ventana, pdf) | Resumen

Resumen

Introducción: las benzodiacepinas (BZD) son medicamentos ampliamente usados en la práctica clínica. Son eficaces en el tratamiento sintomático de ansiedad, insomnio a corto plazo, crisis epilépticas, síndrome de abstinencia alcohólica e inducción anestésica. En ancianos pueden tener efectos adversos como incoordinación motora y debilidad muscular que llevan a caídas, aumentando el riesgo de fractura de cadera.

Objetivo: determinar si existe asociación entre el consumo de BZD y el riesgo de fractura de cadera.

Material y método: se diseñó un estudio de casos y controles (1:2) durante seis meses (tres meses en 2013 y tres meses en 2014). Se definió "caso" a los pacientes con fractura traumática de cadera. Se definió "control" a pacientes de igual sexo y edad (± 5 años) que hubieran ingresado en la misma semana por una causa diferente (médica o quirúrgica). Se relevaron datos demográficos y consumo de medicamentos potencialmente involucrados en fracturas de cadera. Se consideró consumo de BZD, haberlas recibido durante cinco días previos a la fractura. Se calcularon odds ratios (OR) e intervalo de confianza 95%.

Resultados: se obtuvieron 29 casos y 60 controles. La media de edad (DE) en el grupo casos fue de 82,8 (6,4) años y 82,1 (5,2) años en el grupo control (p > 0,05). Sexo femenino: 25 (86%) en el grupo casos y 49 (82%) en el grupo control (p > 0,05). Las BZD fueron consumidas por 16/29 (61,5%) casos y 13/60 (21,7%) controles (p < 0,05). Todos los pacientes que consumían BZD en ambos grupos lo hicieron por más de seis semanas. El OR de fractura de cadera en pacientes que consumían BZD fue de 4,5 (IC 95% 1,7-11,6).

Conclusiones: se destaca que las BZD aumentan el riesgo de fractura de cadera y que se consumen por períodos no aconsejables. Deben desarrollarse políticas nacionales orientadas al uso racional de estos medicamentos.