Logotipo del SMU

RMU

Revista Médica del Uruguay

ISSN: 1688-0390


Vol.31 - Nº 3 - Set. 2015

Art. Anterior | Índice | Art. Siguiente

Enfermedad de Chagas: transmisión vertical. Descripción de casos clínicos

BARRIOS P; MAS M; GIACHETTO G; BASJMADJIAN Y; RODRIGUEZ PEDRAGOSA M; VIERA AL; BAROLOCO AL; SAYAGUEZ B
Rev Med Urug 2015; 31: 209-213
Texto completo |  Texto completo (Nueva ventana, pdf) | Resumen

Resumen

La enfermedad de Chagas es una zoonosis causada por Trypanosoma cruzi. En el año 1997 se declaró que la transmisión vectorial de T.cruzi se encuentra interrumpida en Uruguay. En este contexto cobran importancia mecanismos no vectoriales de transmisión. La infección congénita es el único mecanismo de transmisión presente en el país. Este riesgo (4%) justifica la obligatoriedad de la serología específica en los controles obstétricos para los 13 departamentos endémicos y la maternidad del Centro Hospitalario Pereira Rossell en Montevideo (Decreto del Poder Ejecutivo Nº 4085/95). El objetivo de este trabajo es describir cinco casos clínicos de hijos de madres con serología positiva para Chagas asistidos en Médica Uruguaya entre los años 2011 y 2014. Las madres de todos los niños residen en Montevideo, tres de ellas vivieron en su infancia en departamentos endémicos (Rivera, Artigas, Tacuarembó) y las abuelas maternas de los cincos casos residen en departamentos endémicos. En cuatro niños el xenodiagnóstico fue negativo. Se confirmó la infección por serología en un varón de 4 años asintomático procedente de Montevideo.

Conclusiones: el tratamiento parasitológico está contraindicado durante el embarazo. El diagnóstico antes de los 9 meses de edad requiere xenodiagnóstico (Instituto de Higiene. Facultad de Medicina, Universidad de la República), ya que la serología tiene falsos positivos biológicos por transmisión transplacentaria de anticuerpos maternos de tipo IgG. En esta pequeña serie la infección se confirmó en uno de los cinco casos. El control de la enfermedad requiere detección durante el embarazo y derivación oportuna y seguimiento de los hijos hasta el año de vida para descartar la enfermedad.