Logotipo del SMU

RMU

Revista Médica del Uruguay

ISSN: 1688-0390


Vol.32 - Nº 2 - Jun. 2016

Art. Anterior | Índice

Enfermedades y muerte de Charles Darwin

RIZZI M
Rev Med Urug 2016; 32: 123-130
Texto completo |  Texto completo (Nueva ventana, pdf) | Resumen

Resumen

Charles Darwin nació en Shrewsbury, Inglaterra, el 12 de febrero de 1809. Tuvo excelente salud, hasta su regreso, en 1836, del viaje alrededor del mundo con el Beagle. A partir de ese momento comenzó a manifestar cefaleas, palpitaciones, temblores, caries y paradentosis, catarros respiratorios, artritis, forúnculos, puntos negros en la visión, mareos, dolores abdominales, náuseas, vómitos, flatulencias, insomnio, accesos de furia, depresión y períodos de extremo agotamiento.

Más allá de mejorías temporarias, estos síntomas se manifestaron durante los últimos 45 años de su vida, a pesar de lo cual pudo encontrar la entereza suficiente como para publicar 14 libros, entre ellos el genial El origen de las especies.

Los diagnósticos más probables puestos a consideración por los distintos investigadores fueron un trastorno bipolar asociado a una herencia psicopatológica y la enfermedad de Chagas, que este ilustre personaje pudo haber contraído en Sudamérica.

Finalmente, el 19 de abril de 1882, Darwin falleció muy probablemente a consecuencia de una patología vascular coronaria y cerebral.

Sus restos se encuentran en la abadía de Westminster, junto a los de Isaac Newton.