Logotipo del SMU

RMU

Revista Médica del Uruguay

ISSN: 1688-0390


Vol.33 - Nº 4 - Dic. 2017

Art. Anterior | Índice | Art. Siguiente

Quemaduras autoinfligidas en el Centro Nacional de Quemados

LENA T; OTORMÍN G; DI STÉFANO R; GRACIANO R; JACOBO Ó
Rev Med Urug 2017; 33: 254-260
Texto completo |  Texto completo (Nueva ventana, pdf) | Resumen

Resumen

Las lesiones por quemaduras son un problema de salud pública a nivel mundial. En Uruguay las quemaduras autoinfligidas son una causa importante de ingreso de quemados críticos y de riesgo al Centro Nacional de Quemados (CENAQUE). El objetivo es describir el perfil epidemiológico de pacientes ingresados en el CENAQUE en general, y en particular de aquellos con quemaduras autoinfligidas, incluyendo sus indicadores biológicos, demográficos y hospitalarios.

Método: estudio retrospectivo, descriptivo y observacional realizado en el CENAQUE desde 1995 a 2015. Se incluyeron todos los pacientes quemados del CENAQUE y seleccionamos el grupo con quemaduras autoinfligidas para el análisis particular. Se describen: edad, sexo, origen geográfico, procedencia institucional, agente causal, porcentaje de superficie corporal total quemada (SCTQ), profundidad y topografía de quemaduras, injuria inhalatoria, patología psiquiátrica, antecedente de intento de autoeliminación, alcoholismo, tiempo de internación y letalidad.

Resultado: se registraron 2.723 ingresos al CENAQUE; 275 pacientes con quemaduras autoinfligidas (10% del total): 57% hombres, con promedio de edad de 40 años; 37% registraba intento de autoeliminación (IAE) previo, 57% patología psiquiátrica y 18% alcoholismo. Presentaron injuria inhalatoria 54%, requiriendo 33 días de internación promedio, con 33% de mortalidad.

Conclusiones: los pacientes con quemaduras autoinfligidas fueron en su mayoría hombres, con promedio de edad de 40 años y antecedente de patología psiquiátrica, predominando la cobertura por la Administración de los Servicios de Salud del Estado. La mayoría presentó injuria inhalatoria, un tercio fueron grandes quemados, registrando una mortalidad de 33%.