Logotipo del SMU

RMU

Revista Médica del Uruguay

ISSN: 1688-0390


Vol.34 - Nº 1 - Mar. 2018

Art. Anterior | Índice | Art. Siguiente

Transmisión vertical del virus de la inmunodeficiencia humana en mujeres usuarias del Centro Hospitalario Pereira Rossell; Uruguay, 2012-2014. Resultados de la aplicación del protocolo zidovudina - nevirapina en niños uruguayos

GONZÁLEZ CASTRO VA; GUTIERREZ S; VISCONTI A
Rev Med Urug 2018; 34: 39-47
Texto completo |  Texto completo (Nueva ventana, pdf) | Resumen

Resumen

Introducción: el embarazo controlado y la supresión del amamantamiento son estrategias para disminuir la transmisión vertical (TMI) del virus de inmunodeficiencia humana (VIH). La profilaxis al neonato con zidovudina o zidovudina con nevirapina se utiliza según el riesgo de TMI.

Objetivo: describir la TMI entre los años 2012 y 2014 en el Centro Hospitalario Pereira Rossell (CHPR), su relación con la carga viral materna y el cumplimiento de la recomendación AZT-NVP al neonato.

Material y método: estudio descriptivo en el Centro de Referencia Obstétrico - Pediátrico VIH-Sida desde 1° de setiembre de 2012 al 31de diciembre 2014. Se incluyeron los recién nacidos de mujeres con carga viral detectable o indetectable al momento del parto. Se registró la administración de zidovudina-nevirapina. Se determinó la transmisión vertical.

Resultados: se incluyeron 162 mujeres, 86 con carga viral detectable o desconocida y 76 indetectable. Las primeras tuvieron 88 hijos y las segundas 76. La TMI global fue de 4,9%; 9% en el primer grupo y 0% en el segundo. Se registró asociación entre TMI y CV materna (p <0,05). La administración de AZT-NVP se indicó en 46,5% de los niños. De los ocho niños infectados, la TMI fue intraútero en cinco. En los tres restantes, dos recibieron AZT y otro ninguna profilaxis.

Discusión y conclusiones: la mitad de las mujeres no controló bien su embarazo. La TMI promedio fue de 4,9%. De los ocho infectados, cinco fueron intraútero; solo un diagnóstico y tratamiento precoces lo hubiesen evitado. El protocolo AZT-NVP no se utiliza en forma adecuada. Quizá su aplicación en los tres niños restantes hubiera evitado la infección.